jueves, 31 de diciembre de 2009

miércoles, 30 de diciembre de 2009

Y no llegas

A esta espera reservada, profunda, silente
no llegas
Vendrán a ocupar el vacío
y se irán sin ser escritos
uno no se muere de esto
sólo se guarda algunas palabras
para otro fuego
(que vuelva a ser nuestro)

martes, 29 de diciembre de 2009

Me gusta ver la vena que apenas alumbra la luz,
de tu cuello tenso brincar…

jueves, 10 de diciembre de 2009

Libélula

Despertamos cerca del arroyo
········································la noche fresca

Bebemos leche de luna
·····························(es tan dulce)
·················Caminamos a tientas bajo las palmeras robustas
Nuestros pies crujen la hierba seca
·························los grillos se vuelven mudos
·····························y en el ahuehuete más alto los pájaros secretean


················En esta expedición nocturna
·······················nuestros sueños recortados con tijeras
······························flotan sobre el agua como barcos de vela
······································cerca de las ninfas que serán libélulas


Allá la ciudad apretada
······································································ruidosa
con neones en lugar de estrellas


Aquí cada uno y su libélula (dragón discreto envuelto en pétalos)
········volamos sobre las cabezas de los que no sueñan
········································esos torpes que rompen el amanecer
··························································y se creen dueños del planeta


Nosotros
·········alcanzamos nuestros sueños por las alas cristalinas

·····································el montón de ojos
···············································y el color intenso
····················de nuestra libélula de madera

viernes, 27 de noviembre de 2009

Patria o sueño

En la madrugada la poesía
La mejor hora para escribir es cuando todos duermen
··················································cuando el sueño significa productividad
La mejor hora para escribir es cuando la metáfora puede apuñalar fantasmas ·················································y se vuelve uno invencible ·············································································Señor de los mortales

Entonces las palabras pasean
·······································por una habitación fría
······················································donde el agua para el café se evapora
···························································el perro pide entrar y el reloj tartamudea

A esta hora se es héroe sin nombre
padre sin hijos

Se lucha contra el imperio
se levanta el revolucionario
························y esta Patria que sigue a la espera
(no la dejaremos morir, le daremos aire en sus labios marchitos
la llamaremos México)
sueño de los mexicanos

A estas horas uno puede clavar un puñal en la yugular del presidente y salir a festejar el bicentenario

(Sangre, ¿se necesita más sangre?)


En la madrugada
·································nos guardamos bajo una cobija calientita

····················································y soñamos que somos mexicanos

martes, 6 de octubre de 2009

Leche y Miel



"La mujer no es una serpiente ni una flor.
No tiene leche debajo de la lengua, ni miel,
ni nada: tiene saliva. La mujer es,
afortunadamente, todo lo que quieras darle”
Jaime Sabines

La materia femenina no es la misma, es un torrente de burbujas de espesa negrura, café de olla. Su sangre es diferente: hierve, se filtra por las mejillas, se escurre por las piernas. Transgredida... ¿Cómo es que un soplo de aire pasa por su cuerpo?, ¿cómo es que el espíritu no cabe allí y aunque se queda quieto, quisiera saltar de pronto para salir corriendo..?

La mujer ha asumido su crucifixión. Es esposa, posesa, muñeca, faldón, revista, personaje. Atesora una herida que le divide entre un concepto social irrevocable y la pregunta irresoluta de su ser, y es sólo a veces que logra contener el flujo que se mueve en sus adentros.

La mujer deviene atrapada en su cuerpo, envuelta en sus formas, contornos y voluptuosidades, actúa en atención a la demanda que otros hacen ante su sexo y su función específica de preservación y herencia del nombre del padre.

Una mujer quiere ser vista, siempre como algo distinto, se esconde tras la postura, el maquillaje, las palabras o el silencio. Desea ser estatua de carne. Guarda una imagen ideal que suple a la del espejo, la que procura aún por encima del dolor.

lunes, 5 de octubre de 2009

"El sueño es una segunda vida. Jamás pude transpasar sin estremecerme esas puertas de marfil o córneas que nos separan del mundo invisible. Los primeros instantes del sueño vienen a ser la representación de la muerte".

Gérard de Nerval

Anónimo

Fue al mediodía cuando los labios parecían clausurarse definitivamente. Será porque hay veces que las palabras no alcanzan a quien se tiene enfrente. O al menos perecen no provocar nada. Así, la conversación se vuelve un pensamiento casi perverso, se retorna para los adentros, se pasa con el agua de mango en un sorbo apretado y rasposo. Y es que después de mucho esconderse, las palabras se alborotan, y una a una, bien ordenadas se expulsan a sabiendas de su destino y tratan con su tieso tejido de cobijar al otro, o de maltratarlo. El caso es que hay veces que no logran su cometido: al fluir no dejan nada, es como si sólo transitaran por el espesor de los sueños en donde el sentido únicamente lo encuentra el soñante. La pasión de la conversación queda pues esparcida en el mantel… no alcanza a cruzar la mesa, se apaga, así como la luz por debajo de la puerta.

jueves, 1 de octubre de 2009

Otra vez insomnio

Entrar a la habitación era entrar a un espacio lloroso, apesadumbrado. Entrar a la ciudad era entrar a un lugar apesadumbrado, violento… Allí los hombres aprendieron a beber su propia sangre… Aquí pasa que el cansancio se disimula, porque no se está lo suficientemente en paz como para dormir.

CONCENTRACIONES

vuelan moscas en derredor
y los cuervos vigilan muy cerca
hay olor a carne descompuesta
carne podrida
HUESOS CARCOMIDOS
“Son incontables las pérdidas humanas, hay cuerpos por las calles, no hay alimentos… Y ahora pasemos a nuestra sección de espectáculos…”
Dicen los noticieros
Así se canta a la muerte, con indiferencia
Y mientras nos derribamos como cucarachas
Somos aplastados como insectos
Nos tumba la propia naturaleza
Nos estamos acostumbrando a morir de a montones, a morir sin lápidas escritas
a ser números
cuerpos en descomposición
pedazos de carne y puñados de cabellos

sábado, 29 de agosto de 2009

Poesía onírica III

Escribo para conjuntarnos
:::::::::::::::::::::::para ponernos los ojos
en los otros ojos

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::para acariciarnos en la tragedia

Sustraernos en cualquier rincón
quedarnos juntos

Poesía onírica II

despertar en tus ojos
y en tu soledad esconderse

personaje de tu delirio
........................................... tus ojos quiero en mi cuerpo ponerse

mano que acaricie tu espalda rota
que la cubra

jugar a pintar tus quejas
en un pedazo de tabla seca


quemarla

jueves, 27 de agosto de 2009

Insomnio

El sueño se interrumpe como por un choque. Afuera una madrugada lluviosa con sonidos más o menos acompasados. Adentro, motivos suficientes para no conciliar el sueño. Retorcerse en las acrílicas sábanas con unas ganas tremendas de mejor echarse en la arena: es la nostalgia, y se vuelve tan fuerte, tan punzante que aguarda paciente para, a la menor provocación, arrancar un plano petitorio de aliento, una tentación incontenible por desprenderse del cuerpo y en un viaje astral envolverse en el calor al que se estaba acostumbrado.

miércoles, 5 de agosto de 2009

Gota de cristal

Gota de cristal, leche y pan
Manos suaves y uñas impecables
el sabor más preciado sobre la tierra

Cuidado, ritual, risa incontenible

suave aroma de flor de primavera
velo de recuerdo

Madre nuestra
figura fantástica en los contornos de las nubes

en los dibujos del suelo

Si se duerme, si se logra conciliar el sueño
es para despertar
y verte despierta

sábado, 18 de julio de 2009

Evolución

A punto de convertirse en reptil el ser humano miró su cola y recordó sus principios. Su vida en tribu, las lanzas, los bailes, los fuegos; su convivencia con la amenazante naturaleza que hubo de olvidar por la artificialidad a la que sometió su cuerpo...
Se hizo de plásticos -olvidó que su carne fue barro-, latas, aromas embotellados, incrustraciones de materia.
El hombre dejó de ser hombre y se volvió número, objeto, pata de una mesa, refrigerador descompuesto.
El hombre se volvió bursátil, se hizo falta, se sostuvo en barras ilusorias,
El hombre se abandonó en la pesadumbre, se atragantó con metales.
Se equivocó tanto.
Se volvió uno solo, se gustó de su pestilencia, se enamoró de sus gusanos.
El hombre hecho carne, el hombre ahora lagarto, se arrastra, se vuelve al pantano.

jueves, 16 de julio de 2009

Tu obra

Espacios simultáneos o realidades alternas, una salida a las trampas de la palabra: el material conceptual... El arte, los sueños, la locura. Ése que se atreva a salir del orden arbitrario, ése es condenado: el artista, el soñador, el loco... Se le excluye, se le censura, se le deja sin trabajo, porque es demasiado complejo, porque no es lo habitual, ni el parámetro, ni la regla.

Ése debe entrar en el terreno de la transgresión, elevar la voz y hacerse escuchar por quien escucha. Sí, dejar de darle perlas a los cerdos...

Relación sexual

Esto de la sexología. A raíz de una pregunta de corredor subrayo: el sexo se piensa como una mercancía, como un artículo de primera necesidad o de lujo. Como una jeep o un jetta: sí, como una marca, un modelo.

Como un par de zapatos. No, no pienso en experiencias, en colores ni tamaños. Para eso hubiera visto más t.v. y soñado menos...

Que se siga a la palabra el cuerpo
que la metáfora construya una realidad habitable, que hable.
Escucharla y dejarla elaborarse en un aroma
Escucho
respiro nombres
tomo ideas y las llevo en los huesos
Toco profundidades
¡no beso unos labios suculentos!

martes, 14 de julio de 2009

Imprenta

¿Será necesario dar la vuelta a esta página sin escribirla?

Tiendo a escribir la letra última
hasta que ningún diálogo reste

que siga el guión y se represente

que la letra en carne se convierta

El mundo es un lugar de idas y venidas
de todas presencias

ahora eres presencia latente
cálida firme
ahora te escribes

en esta la misma historia

o tal vez el punto único en que estas historias se encuentran

lunes, 13 de julio de 2009

miércoles, 1 de julio de 2009

¿Romper el silencio?

Eso podría merecer perder la cabeza... A manos de un verdugo con hijos rechonchos y esposa de suave piel. Éso equivaldría a quedarse sin lengua, a ser un muerto sin lengua, una cabeza sin cuerpo, una lengua sin cabeza, un hombre sin frontera...

sábado, 23 de mayo de 2009

Huitzilopochtli

El Águila es devorada por comunidades de serpientes...

lunes, 11 de mayo de 2009

She is real...

La veo y guardo silencio. Sí, no hay más... Ante esa presencia sólo queda dar la vuelta. Es que uno se pierde de repente.

sábado, 2 de mayo de 2009

Televisión

A veces la realidad nos sorprende con metáforas puntuales, oportunas... Las bocas están cerradas... Amenazados, débiles, hambrientos los ciudadanos... Rostros silentes, lagunas del conocimiento... Abusos del poder, tanto miedo... A llorar. "Estamos enfermos, necesitamos ayuda, ¡ayúdanos papa negro! ". El México.

jueves, 30 de abril de 2009

Secuestros

Y llega un desalmado, toma a su presa: fresca, joven, bonita. Y le pone precio: $500 mil, o mejor $1 millón... Lo vale, lo pagarán...
El secuestrador toma a su víctima y le ajusta una cantidad, la valúa.
El secuestro sólo pudo venir a ocurrir en sociedades capitalistas en las que todo se vende, todo se compra... Vida, muerte, juventud, sexo, más vida, corazón, promesas, ilusiones... Y en una sociedad en la que el capitalismo es una ventisca... Polvaredas...

Ensoñaciones en el café

Parece que el pago es tan poco para los desvelos, para las lecturas, para las ideas... El trayecto, el ayuno. Ahora que todo se pierde en cuentas y la mirada se posa en otras piernas. Ahora el cansancio robustece en el sillón de una cafetería en la que tocan siempre las mismas canciones, comerciales, empalagosas. Los latidos bajan su ritmo y acompañan a un peatón desconocido... Ahora parece escribir desfaces, parece sucumbir al sueño y se ve una escalera azul de madera recargada a una pared húmeda; a un lado hay una niña con las manos entrelazadas. Hay un cuerpo que se mueve al fondo, en la penumbra. Después, la escena de una terapeuta mujer y su paciente gruesa. La primera le dice que no la verá más porque está gorda, la segunda asiente... Ensoñaciones en el café, imágenes de personajes desconocidos que seguramente viajaron por este lugar. Dolor de cabeza punzante. Y el café vino frío acompañado por el curioso chequeo de la mesera, y se terminó de dos sorbos. Los ojos siguen cerrándose pero no se deja de pensar en un otro... el único que amarra la realidad al nombre. Ahora se quiere reír, sobre la solemnidad, los lazos inmunes, las perversas aficiones de los pecadores. Es tan curioso este lado del cubo, en el que cada pedazo de animal defiende su reflejo, defiende su supuesto saber... Cuando se está inmerso en el orden del lenguaje, que nos envuelve delicadamente...
Ahora el café hizo efecto, las ensoñaciones cesaron... El cascarón frágil del sistema nos encierra. Perdiéndose de nuevo...
Esto parece ser una jaula en la que hay que cuidarse, de los hambrientos, de los insaciables, de los que desean la carne humana... Uno nace con la consigna de la autodefensa y la sobrevivencia. Y aún cuando esto apunta a la soledad, se deben crear vínculos, algunos aparentes, otros irreductibles, otros falsos, inversos... Pero todos en pos de la autodefensa. Lo sublime tiene lugar cuando un sujeto se da a otros aún cuando no formen parte de su clan, de su sangre o código. Y así los líderes, los espíritus libres olvidan su propia inserción en el sistema para pasar a otro lugar. Al olvidar la condición del nombre propio en el mundo se le deja a la apropiaciòn permanente de los otros. O bien, el tránsito anónimo e ilegal.
La vida práctica, la salida convencional al tránsito de los años deja una inscripción legal, protección endeble.
El caso es escuchar los quejidos de la tierra. Los hijos malentendidos de un país desquebrajado, en el que nadie pidió nacer. El reproche consecuente de los no deseados. Desearse que desear a partir de la gracia de la vida, del favor de otros que no tienen necesidad de hablar, mucho menos de escuchar y que están en el lugar preciso de uno mismo. Al final uno se hunde en su soliloquio, se casa con sus fantasmas, se goza de sus lágrimas, de sus orgasmos, de su muerte. Al final, el lenguaje se enfrenta al vacío en el que nadie más puede saberle... ¿Y Dios? Al espejo, supongo.

martes, 31 de marzo de 2009

Construcción

Alguien puede reconocerse en la hilación de letras obscenas... Hace días que sabe su lugar preciso. Los montoncitos terregosos son empujados por el aire, a ratos, le cubren de polvo... Ése que hace por escribir para ser leído en algún momento... Por algún otro que no puede ser escogido. Entonces se sentará a vomitar palabras en relieve sin esperar que alguien las tome... Y le parece que el aplaste definitivo que provoca el tiempo ocurre sólo a lugar de la descontrucción. A la que se le huye tantas veces. Se trata de armar algo consistente... Deconstruirlo. Y cada obra suelta, cada escrito inconcluso, los bocetos, las letras dejadas caerán también en el relieve de ése... Punto.

sábado, 28 de febrero de 2009

"Contra el peligro exterior uno puede encontrar socorro durante un tiempo en la huída y la evitación peligrosa, hasta adquirir foraleza bastante para cancelar la amenza mediante una alteración activa de la realidad objetiva. Pero de sí mismo uno no puede huir...". S. Freud

viernes, 30 de enero de 2009

En el camión

Alguien posa su mirada en una nuca, y camina por el rellano de los hombros, de las redondeces, de las jugosas carnes de ese otro ajeno...
La mirada se pierde entre la vellosidad y las porosidades sudorosas de ése tan inquietante, cegatón de la espalda, próximo al inmediato olvido... perdiose en los dobleces, las marcas, las texturas, los hoyuelos, las tonalidades de esa carnalidad, montón de huesos...
Es el lugar preciso del cuerpo, frágil o fuerte, enhiesto o convexo, balbuceante, firme, suculento, enorme, simple, delicado, oloroso, perfumado, delicioso, grotesco.

miércoles, 14 de enero de 2009

Salmo

qué venga alguien a salvarnos
alguno de poder supremo
que dibuje paz en este agujero de sedientos
El agua