viernes, 27 de noviembre de 2009

Patria o sueño

En la madrugada la poesía
La mejor hora para escribir es cuando todos duermen
··················································cuando el sueño significa productividad
La mejor hora para escribir es cuando la metáfora puede apuñalar fantasmas ·················································y se vuelve uno invencible ·············································································Señor de los mortales

Entonces las palabras pasean
·······································por una habitación fría
······················································donde el agua para el café se evapora
···························································el perro pide entrar y el reloj tartamudea

A esta hora se es héroe sin nombre
padre sin hijos

Se lucha contra el imperio
se levanta el revolucionario
························y esta Patria que sigue a la espera
(no la dejaremos morir, le daremos aire en sus labios marchitos
la llamaremos México)
sueño de los mexicanos

A estas horas uno puede clavar un puñal en la yugular del presidente y salir a festejar el bicentenario

(Sangre, ¿se necesita más sangre?)


En la madrugada
·································nos guardamos bajo una cobija calientita

····················································y soñamos que somos mexicanos