miércoles, 29 de septiembre de 2010

Vuelvo

Tenía algunos meses sin aparecer por aquí. Será que estar frente a un monitor me cansa demasiado la vista, y que, navegar tanto ocasiona que la gente se pierda… entre fotos de amigos de sus amigos que nunca conocerá, en cadenas de mails fatalistas o recalcitrantes. Eso me aterra. Como me aterra la idea de que toda esa información que se guarda en cerebros artificiales se vuelque contra nosotros y nos aplaste. O bien, para no llegar a la exageración, que nuestras mentes se vuelvan pedazos de hojalata en donde no podrá escribirse ya nada, nada habrá de pertenecernos. Cuando me atrevo en esos desvelos repentinos a desafiar mi propia angustia y vaciarme en la red, me consuela la idea de que también escribo en el aire… Ahora, aunque uno decida no estar en el universo de los datos es imposible si se vive en una ciudad industrializada, o en vías de desarrollo, o como se quiera llamarle. La locura misma habrá de actualizarse, o ya lo hizo...