miércoles, 28 de diciembre de 2011

Círculos...

... repasar los espacios habitados, Lo vivido. Caminar otra vez descalzo, otra vez solo. Ocurre con los años. Repasar a detalle para reestructurar, tal vez, la forma de vivir, la de habitar. Rodeando la verdad, O la realidad. Hacer círculos, con los dedos, con el canto: volutas de humo. Sorbos de alcohol que se pasean por la boca antes de ingerir. Y vienen nombres, letras, en desorden, en sueños, en pedazos de inconsciente, en trozos de materia fecal. Y la necedad se vuelve un suspiro ancestral porque uno ignora de repente sus impulsos mas primitivos. Y un día después de beber café y no llorar, porque ya ni se sabe como es que sucede, se va a la avenida Hidalgo y se queda uno parado allí hasta que el sol pega en la frente, por -el cuida autos de la esquina podría saberlo- quien sabe cuantas horas. Pero se entiende bien que no se trata de las horas, ni de la marmaja, ni de las miradas curiosas de la gente que va a trabajar. Se trata de adaptarse: al bullicio, a la temperatura de las calles mientras corre la luz de uno a otro extremo, a respirar profunda, agitada, desesperadamente... No pasa nada. Son círculos, volutas de aire, de brisa, de humanidad, de faltas, de amores perdidos.

lunes, 21 de noviembre de 2011

Sobre Actum...


Hace unos meses fui invitada a presenciar los ensayos de Actum, obra de Jorge Angeles y Teatro Rabinal... Esto ocurrió los domingos por la mañana, a veces con pocas horas de sueño... pero estaba realmente enganchada, con el personaje, con la música, con la fina adaptación al libro de Roland Barthes hecha por el mismo Jorge. En esta, como en otras obras de Rabinal, me parece que el tiempo corre distinto por esa sujeción al cuerpo... Pero concretamente en este Actum algo pasa cada vez que uno le presencia, algo se genera en el propio cuerpo, en el amor de uno, en el que uno está acostumbrado a sentir o de plano ignora... Algo habrá de preguntarse, sin duda, al salir del foro... Cuando la vea ( porque créame, debe verla) me encantaría saber qué fue...

martes, 18 de octubre de 2011

viernes, 23 de septiembre de 2011

Sostenerse en las letras

..........sostenerme en las letras porque estoy endeble......... acudir a la tragedia, tergiversarlo todo. después vendrá la felicidad o la inevitable melancolía que no se escribe.... Aaah! se desborda, la realidad se me desborda... y luego, logra sorprenderme..........gozamos con la puntuación, con los finales abruptos, los cuentos sin fin, los desabotonados... el apretón, los cambios de ritmo... yo, al menos, trato de recurrir a todos los estados emocionales en un solo día. al escribir... al trabajar, al soñar mientras parece que voy muriendo.... aaah! estamos escribiéndonos al abrir los ojos en las mañanas y recordar quienes somos y por donde vamos, danzando. mintiendo, riendo, actuando. y a veces es aterrador creer que todo puede abandonarse. Y comenzar. y ser el otro mismo. el mismo otro. Estamos escribiéndonos. Al abrir las cartas. Al enviar un beso. Al recordarnos olvidando. No hemos comenzado aún. Nunca terminamos de comenzar...

martes, 23 de agosto de 2011

viernes, 12 de agosto de 2011

Las gotas que tu piel repele...



El tiempo en que recorren tu superficie suave... Así nos encontramos con la sal de la mañana que se filtra por los ojos y se llora sin tristeza alguna... Los cuerpos entonces se alcanzan y se crean una ilusión perfecta, de arena y ventisca.

domingo, 7 de agosto de 2011

jueves, 28 de julio de 2011

del poco tiempo

tienen tanta prisa por vivir. corren. no respiran. corazón acelerado. corren. pasan los bocados sin masticar. no saborean. se atragantan de aire. se atragantan de vino. se cojen. se atragantan de comida. no paran. hablan rápido y usan abreviaturas. no se miran. no se acarician. se muerden. se lastiman. poco tiempo. siempre es para ellos todo poco. se colapsan. se ignoran. se mutilan. actúan. fingen. simulan que saben mirar a la luna. se ahogan unos a otros. se jalan los pies. de los cabellos. se arrastran. se duelen. tienen. luego quieren. otra cosa. siempre es otra cosa. antes que sea tarde. se mueren.

jueves, 23 de junio de 2011

Mareas XIX

Un corazón fuerte cambia el flujo de la sangre, las raíces de un imperio.

Mareas III

Si sólo se tratase de abrir los ojos… sobrevivir, estar alerta y proteger la carne propia de los cuervos…

martes, 7 de junio de 2011

jueves, 2 de junio de 2011

Aspavientos

Molinos blancos al pasar en un tren que lleva pocos pasajeros. Los campos perfectos en el corte de la hierba llaman al sueño. Volver a dormirse después del desayuno. Pararse al baño sólo para ver la vía desvanecida…Vértigo profundo… un brinco acelera el pulso. Ya no se puede estar sentado… el cuerpo pide estirarse en superficie acojinada. Se quieren tomar tantas fotos pero no hay luz suficiente y si un movimiento perpetuo. No hay calefacción y los pies están helados. Quisiera abrazarse a otro cuerpo. Ése que se sostiene en la ventanilla. Se dormita. Se es asustado por un oficial que revisa pasaportes, a eso de las 4 de la mañana. Se piensa en este país, y en la patria, y en la rabadilla cansada. Un pasajero tiene problemas. Toma su maleta y sale. Ahora la cabina tiene un motor menos, se enfría. Queda otro cuerpo. Se acerca. Sube la temperatura a más de 30º. Se le mordisquea, se le frota. Se ven los primeros rayos del sol con las pupilas aún dilatadas. Acomodarse las ropas, hacer como que se arregla el cabello. Decirse cualquier cosa. Escribirse las direcciones. Pararse el tren. Caminar juntos hasta la calle y de allí separarse.

miércoles, 18 de mayo de 2011

Mejor T.V.

Volver de repente, quién sabe para qué o para cuándo... que sea para entonces... y miremos entre tanto y tanto un rostro efímero, cínico...

En noches como estas sé de la locura... el sentir nada, el sostenerlo todo, el morir de inmediato cuando alguien, quien sea, lo pida. Morir por todo el mundo una y otra vez hasta quedar exhausto y, para colmo, VIVO... En noches como esta el cuerpo no pesa... se flota en la habitación, se dá todo lo mismo... Y se muere, se muere por casi cualquier cosa, en el instante cualquiera, en cualquier mentira... y luego, viene la risa, la burla de uno mismo tan necio, tan oscuro...

Tratarán todos de interpretarlo: ¿será la locura? ¿será la decepción? Yo les digo, sí es el delirio... las llamaradas que se avivan de repente en un mundo hostil en esencia... este infierno...


Y a todo esto...
Mejor T.V., no?

miércoles, 2 de marzo de 2011

Jazz

Hay un ritmo que golpea mi cabeza y se suaviza y se mezcla en un suspiro. El jazz es lo más parecido. El golpe, la apertura de poros, la dilatación de pupilas, el erizarse la piel y la sangre revolucionarse. El rojo es el calor, el color, el niño al nacer: temperatura, grito, fluidos… All the brightness

miércoles, 9 de febrero de 2011

Al diablo el Lamborghini

“Cuando se inventó el automóvil, este debía procurar a unos cuantos burgueses muy ricos un privilegio absolutamente inédito: el de circular más rápido que los demás”. André Gorz


Medias de seda, red que apenas deja que se asome la piel de las piernas. De mujer, supones, y la dibujas repentinamente en un halo constructor de imágenes que está entre tus recuerdos y tus más lejanas fantasías… Rugido de motor nuevo, lamborghini diablo, individuo de poder extremo, del cual no importa el rostro, ni el nombre, sólo que tenga las llaves… Peinado alto, melena rubia, aroma floral intenso, cuello con pliegues profundos del que se ata una gargantilla de brillantes: señora distinguida, dama de honor.

Ante el temor de verse solo, desnudo, y frágil, el ser humano creó a los objetos. Estos se le arrojaron encima, exigiéndole poseerlos. Puesto que son capaces de crear espejismos, cubrir carencias y agujeros en la existencia, él no pudo negarse.
Aun cuando los seres humanos son replicas de barro variables en formas, colores y tamaños han adquirido valor de acuerdo a lo que tienen, utilizan o llevan puesto.
Para René Magritte la ideología burguesa siempre necesita los símbolos como algo en que apoyarse para no encontrarse ante el vacío.
Los objetos han sido dotados de simbolismos y propiedades mágicas. Despiertan pasiones desmedidas, son generadores de poder y prometen la felicidad. Es por eso que una de las connotaciones más aterradoras de la muerte es renunciar a todo lo que se posee.
Mientras se viva, se tendrá, si se tiene se es. Para armarse de valores y existir, el individuo hace lo necesario. (Vender el alma al diablo o acumular algunas ajenas).
74 mil millones de dólares (cifra para comprar a todos los demonios del infierno y para asegurar que la catástrofe maltusiana no alcanzará a los propios por generaciones ).
Dice Dominique Laporte que "...el Estado invita a los sujetos de derecho a posar sus culos sobre sus montones de oro". Y al final todo se irá a la mierda. (Or not Mr.Slim?)
En un sueño un maremoto de objetos se nos venía encima. Muchos morían aplastados. Quienes sobrevivían debían renombrarlo y utilizarlo todo con el objetivo único de sobrevivir.

lunes, 10 de enero de 2011

Sangre de mujeres

Aun cuando hay tanta sangre corriendo en nuestro país, cuando hay cifras y promedios de los decesos, hay una que llamó especialmente la atención de medios extranjeros: una mujer conocida como "la pelirroja" fue, al final del año, colgada de un puente en Monterrey. La complejidad de esta muerte radica en que es un acto cargado de símbolos: un cuerpo, expuesto en sus formas femeninas, en sus entrañas, con un nombre pintado en su espalda... Un asesinato que se justifica por lo que hizo. Porque lo merecía. No hay que olvidar que es una muerte más, que recuerda que las mujeres pendemos de un hilo en este país (si, también las mujeres) y a veces basta un leve empujón para caer.

Nota: escribir en el buscador de imágenes "la pelirroja". Puede encontrarse a esta mujer junto a otras pelirrojas, pero vivas, y también expuestas...

miércoles, 5 de enero de 2011

"Mi deseo es huir. Huir de todo lo que conozco, huir de todo lo que es mío, huir de lo que amo. Deseo partir -no para las Indias imposibles o para las grandes islas del sur de todo, sino para el sitio cualquiera -aldea o yermo- que tenga en sí el no ser este sitio. Quiero no ver ya estos rostros, estas costumbres y estos días. Quiero reposar, ajeno, de mi fingimiento orgánico. Quiero sentir al sueño llegar como vida, y no como reposo. una cabaña a la orilla del mar, una caverna, incluso, en la falda rugosa de una sierra, puede darme esto. Desgraciadamente, sólo mi voluntad no puede dármelo." Fernando Pessoa