sábado, 18 de julio de 2009

Evolución

A punto de convertirse en reptil el ser humano miró su cola y recordó sus principios. Su vida en tribu, las lanzas, los bailes, los fuegos; su convivencia con la amenazante naturaleza que hubo de olvidar por la artificialidad a la que sometió su cuerpo...
Se hizo de plásticos -olvidó que su carne fue barro-, latas, aromas embotellados, incrustraciones de materia.
El hombre dejó de ser hombre y se volvió número, objeto, pata de una mesa, refrigerador descompuesto.
El hombre se volvió bursátil, se hizo falta, se sostuvo en barras ilusorias,
El hombre se abandonó en la pesadumbre, se atragantó con metales.
Se equivocó tanto.
Se volvió uno solo, se gustó de su pestilencia, se enamoró de sus gusanos.
El hombre hecho carne, el hombre ahora lagarto, se arrastra, se vuelve al pantano.

No hay comentarios: