jueves, 15 de diciembre de 2016

A mitad de la escalera



Hala
sigue tu camino estuve o no
quizás cuando lo recuerdes parecerá tan lejano.
Porque al final todos son sueños, los presentes, todos los pasados y los rellanos de silencios
Se vuelven sueños, se vuelven bolas un tanto enmarañadas del tiempo al que nuestro cuerpo no termina por adaptarse
y a veces el cuerpo se hace un sonido
con un olor, con un lugar, se escurre. Aquí estuve, aquí estuvimos, estaremos por todo el tiempo que le quede al tiempo en sus sueños de mansedumbre, volviéndonos a ver abrazados a nosotros mismos extrañados por la silenciosa pausa del presente.

No hay comentarios: