jueves, 18 de diciembre de 2008

Paseo

Tus ojos no me dicen nada -qué manera de comenzar un poema-
He de decir que me llevé tus ojos en la guantera y se llenaron de polvo
y de letras de permisos
los pellizqué con la portezuela
ni replicaron siquiera
Y aquí están
Te traigo tus ojos de vuelta

No hay comentarios: