martes, 6 de marzo de 2012

De: aquellos días grises


toda la noche

el reloj
y mis ojos no podían cerrarse


No hay comentarios: