martes, 24 de julio de 2012

Granizos


Y se vienen las letras en las horas solas. Del corazón mutilado de esta inalcanzable paciencia. Pregunto. Me pregunto las cegueras. 


Lo saben. Ustedes todo lo saben. Todo sobre cosas de razón y sin razón. Pero del absurdo no. Continuamos bailando. Y ustedes ríen… se nos viene la lluvia entonces. Para refrescar las cabezas. Decires que se impulsan con el golpe del granizo. Asemejan lágrimas… de Eros seguramente.  Acabamos por no hablar, por hacernos piensos. Esperamos una noticia que nos una. Una metáfora que se geste… y la lluvia nos bendice. Golpea las aceras, golpea nuestros cuerpos que caminan solos. Cada uno por una calle distinta… caminamos en el lugar preciso del olvido. 

No hay comentarios: