miércoles, 26 de julio de 2017

Columna 12: Tipología del amor -segunda parte- (Notas al pie de página)



Los amores que dejaron de provocar que temblemos.
No puede ser fácil encontrar el amor. El amor se encuentra por casualidad, cuando menos lo tenemos pensado, en donde menos lo imaginamos. Nos hace preguntarnos qué pasó, o por qué ella o él… pero en realidad no queda mucho tiempo para reflexionarlo sino hasta que se ha desplegado completamente después de ese choque. Otras veces cuando dos almas necesitadas de lo mismo se encuentran sin más se entregan, sólo han coincidido sus necesidades, sus neurosis se vuelven una, bien fuerte, bien ciega que los lleva a tientas por el mundo golpeándose con las esquinas de la cama, atragantándose de licor que se les escurre a borbotones por los orificios nasales. Esos golpes les dolerán a ambos, comenzaran a sentir que les falta el aire, ahogados uno del otro en algún momento uno de los dos se soltará del viaje y tomará oxígeno en alguna otra habitación donde el colchón sea quizás de agua, suave y sin esquinas.
Pero en estos tiempos del tetra pack, en estos tiempos en los que apretamos un botón y “eliminamos” a una persona de nuestras vidas todos esos amores, todas esas locuras son controladas por el sistema… uno ya no puede morir de amor. Es ridículo.

No hay comentarios: